Alzheimer y demencia: claves para diferenciarlas

Año
2017
Artículo
Cuidados paliativos

La demencia y la enfermedad de Alzheimer pueden compartir muchos
síntomas, pero no son lo mismo. Mientras la demencia es un síndrome, o
un grupo de síntomas que suelen darse a la vez, no la podemos considerar
específicamente como una enfermedad. El término “demencia” se utiliza
para describir un conjunto de síntomas que pueden incluir pérdida de
memoria, dificultad para pensar, disminución en las habilidades para la
resolución de problemas o manifestaciones de problemas con el lenguaje.
La demencia es causada por el daño a las células cerebrales,  de ahí que
suela confundirse con el Alzheimer, ya que esta, es una enfermedad que
destruye el cerebro, y una de las manifestaciones más comunes es la
demencia.


Entre el 50 al 70 por ciento de todos los casos de demencia son
causados por el Alzheimer. Sin embargo, otras condiciones también
pueden causar demencia, como la enfermedad de Parkinson y la enfermedad
de Creutzfeldt-Jakob. Además, la demencia a menudo se denomina
incorrectamente como “senilidad” o “demencia senil”, lo que refleja la
creencia anteriormente difundida pero incorrecta de que el deterioro
mental grave es una parte normal del envejecimiento.


Los síntomas de la demencia varían mucho y pueden incluir factores
tales como problemas de memoria, comunicación y problemas de lenguaje,
pérdida de la capacidad de enfocar y prestar atención, dificultades con
el razonamiento y el juicio, y problemas con la percepción visual. Sin
embargo, los diferentes tipos de demencia están asociados con diferentes
tipos de daño cerebral.


Además, se estima que un 10 por ciento de las personas con demencia
tienen más de un tipo al mismo tiempo, siendo la combinación más común
la enfermedad de Alzheimer con demencia vascular.


La enfermedad de Alzheimer es un tipo específico de demencia causada
cuando los niveles altos de ciertas proteínas dentro y fuera de las
células cerebrales dificultan que las células cerebrales se mantengan
saludables y se comuniquen entre sí. Esto conduce a la pérdida de
conexiones entre las células nerviosas y, finalmente, a la muerte de las
células nerviosas y la pérdida de tejido cerebral.


Aquí está la diferencia principal entre la enfermedad de Alzheimer y
la demencia – cuando una persona es diagnosticada de demencia, en la
mayoría de los casos, este diagnóstico se realiza basándose en sus
síntomas sin saber realmente qué enfermedad o patología está detrás de
los síntomas. En la enfermedad de Alzheimer, se entiende la causa exacta
de los síntomas. Además, la enfermedad de Alzheimer no es reversible,
mientras que algunos tipos de demencia, como los causados por
problemas nutricionales o una interacción de drogas, pueden ser
revertidos.


Si tiene alguna pregunta o necesita más información, no dude en
contactar con nosotros. Nuestro equipo estará encantado de aclararle este y otro tipo de dudas de forma inmediata, como diariamente hace con
cada uno de nuestros asociados cada vez que necesitan de nuestro consejo
profesional.


Mira todo lo que
te tenemos que ofrecer.


  • Todas las consultas gratis
  • Tratamiento domiciliario ilimitado
  • Chequeo médico gratuito anual
  • Prescripciones emitidas gratuitamente
  • Citas prioritarias
  • Descuentos de los miembros en especialidades, análisis de sangre
  • Transporte ambulatorio gratuito al hospital si es necesario
  • Tarifa fija de solo 50 € para la Transferencia Hospital-a-Casa

Cada miembro de nuestro amistoso equipo habla inglés-cuidado de la salud en un idioma que usted puede entender.

Nuestra web usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. Si continúa navegando, entendemos que acepta nuestra política de cookies.
Para más información consulte nuestra Política de cookies. Acepto