Lo que no debe faltar en tu dieta para prevenir gripes y resfriados esta temporada

Año
2017
Artículo
Consejos de Salud
1/4

Es en esta época de año en que las temperaturas caen y las infecciones
respiratorias se vuelven más frecuentes, por ello, más que nunca tenemos
que prevenir su desarrollo con ayuda de una buena dieta. A
continuación, te contamos lo que no debe faltar en tu dieta para prevenir gripes y resfriados esta temporada.

Zinc

Este elemento poco conocido al momento de cuidar la dieta porque se
necesita en escasas proporciones, ha sido vinculado en 2011 a menor
incidencia de resfriados y además, consumido durante las primeras 24
horas de haber comenzado la infección podría reducir sus síntomas y
acortar la permanencia de los mismos.


El zinc es un elemento muy importante para conservar en buen
funcionamiento el sistema de defensas del organismo, por ello, su
déficit se asocia a mayor riesgo de infecciones y si queremos prevenir
tanto gripes como resfriados este nutriente no debe faltar en nuestra
dieta.


Algunos alimentos ricos en zinc que podemos sumar a nuestros platos
son las carnes, mariscos, cereales integrales, legumbres, frutos secos y
semillas.

Vitamina D

Esta vitamina que solemos asociar al calcio y la buena salud ósea,
tiene otras funciones importantes en el organismo y una de ellas es
sobre el sistema inmunológico de nuestro cuerpo.


Quizá no sea casualidad que las infecciones respiratorias se
incrementen en los meses de invierno, cuando la exposición al sol se
reduce y nuestro cuerpo produce menos vitamina D, pues este nutriente
contribuye a la producción de péptidos antimicrobianos que ayudan a
evitar gripes y resfriados, según concluyen científicos estadounidenses.


Asimismo, estudios han vinculado la deficiencia de vitamina D con
mayor incidencia de infecciones respiratorias en niños, entonces, este
nutriente no puede faltar en nuestros platos para mantener lejos del
organismo gripes y resfriados.


Podemos sumarla a la dieta mediante pescados grasos, hígado vacuno, huevo, borraja o alimentos enriquecidos.

Vitamina C

Esta es la vitamina que por excelencia asociamos a menor riesgo de
sufrir resfriados, pero la realidad es que su acción no es
específicamente contra esta enfermedad sino más bien, contra todo tipo
de infecciones.


La vitamina C puede elevar las defensas del organismo y neutralizar
efectos negativos del estrés en nuestro cuerpo debido a que tiene
función antioxidante, por ello, es un componente importante de nuestra
dieta si queremos prevenir gripe, resfriado y otras enfermedades.


No obstante, un estudio publicado en Experimental Biology and
Medicine señala que el uso adecuado del ácido ascórbico podría ayudar a
controlar la epidemia de gripe.


Entonces, podemos incorporar esta vitamina a la dieta para cuidar
las defensas y alejarnos de estas infecciones y otras mediante una
variedad de frutas y verduras frescas, sobre todo, cítricos, pimientos
rojos, coles y hojas verdes.

Antioxidantes

Los diferentes tipos de antioxidantes que podemos encontrar en los
alimentos pueden reforzar el sistema de defensas al neutralizar el
estrés oxidativo en nuestro cuerpo, sin embargo, uno de los más potentes
son los polifenoles que han demostrado tener propiedades
antimicrobianas y antivirales en un estudio publicado en Current Opinion
in Biotechnology.


Entre los polifenoles, las antocianinas pueden ser de gran ayuda
para reducir la incidencia y aminorar síntomas de gripes y resfriados.
Éstas se encuentran en frutos rojos y otras hortalizas o frutas color
morado o rojo intenso.


Asimismo, los polifenoles presentes en el té verde, por ejemplo, han
sido asociado a mayor inmunidad y efectos antivirales, incluso,
ayudaría en la prevención de la gripe aviar según concluyen
investigadores de Corea del Sur.


Entonces, además de todos los nutrientes antes dichos, no deben
faltar en nuestra dieta antioxidantes para prevenir gripes y resfriados
esta temporada. Para ello, os recomiendo ingerir variedad de frutas y
verduras frescas, así como infusiones como el té negro o verde.


Por supuesto, estas infecciones respiratorias pueden verse
disminuidas con un buen sistema de defensas, por lo tanto, no solo la
dieta es de ayuda, sino que otros hábitos como la práctica de ejercicio
regular y moderado, el descanso adecuado cada noche y la ausencia de
hábitos tóxicos resultan claves para alejarnos efectivamente de gripes y
resfriados

Nuestra web usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. Si continúa navegando, entendemos que acepta nuestra política de cookies.
Para más información consulte nuestra Política de cookies. Acepto